La abdominoplastia mejora la incontinencia y los dolores de espalda

Cirugía, Estética, Liposucción, Tratamientos corporales

La abdominoplastia mejora la incontinencia y los dolores de espalda según un estudio llevado a cabo por cirujanos plásticos australianos.

La abdominoplastia mejora la incontinencia y los dolores de espalda

Datos de la investigación sobre abdominoplastia

El estudio que fue publicado por el diario médico de la American Society of Plastic Surgeons (ASPS) es el resultado de la colaboración de nueve clínicas australianas y su principal artífice es el Dr. Alastair Taylor de la Clínica CAPS en Deakin (Australia). La investigación se llevo a cabo sobre 214 mujeres con una edad media de 42 años que se sometieron a una intervención de abdominoplastia con reparación de los músculos abdominales, después de haber tenido una media de entre dos y tres partos.

Cuestionario de la investigación:

A estas mujeres se les entregó un cuestionario sobre dos únicas preguntas:

  1. El dolor de espalda.- El 51 por ciento de las mujeres informaron tener severos o moderados problemas de espalda antes de la intervención de abdominoplastia. Tras seis semanas casi todas habían experimentado una mejoría y a los seis meses solo el 9% de las pacientes seguía indicando que tenían problemas de espalda.
  2. La incontinencia urinaria.- El 42,5% de las mujeres tenían problemas de incontinencia (al menos manifestaban estar preocupadas por ella) antes de la abdominoplastia. Tras la cirugía solo el 2% de las mujeres seguía con incontinencia al cabo de los seis meses.

Unos abdominales fuertes tienen beneficios extras

Con unos buenos abdominales tendrás además de la añorada tableta de chocolate unas ventajas extras que a lo mejor no habías pensado y esto tiene mucho que ver con el estudio antes citado:

  • Posición erguida.- Sí, además de que se pierdan por tus huesitos las chicas o por tu cinturita de avispa los chicos, conseguirás tener un porte mucho más distinguido, pues de forma natural adoptarás una postura más recta.
  • Menos hernias.- Tengo la gran suerte de conocer al Dr. Alberto Portera, ilustre neurólogo y pionero en España de esta ciencia, además de grandísimo coleccionista y difusor del arte. Nunca olvidaré el consejo que me dio a consecuencia de mis por entonces continuos dolores de espalda:

    “Ahorra espalda. Solo tenemos una y no se regenera.”

    1. Menos esfuerzo.- Evidentemente una de las formas es utilizar la espalda lo menos posible, es decir, cuando cogemos algo del suelo o hacemos la cama por ejemplo, que el esfuerzo lo hagan las piernas. Flexionar las rodillas es la clave.
    2. Más músculo.- Cuando se tienen dolores de espalda una de las cosas que indican los médicos es que se haga un deporte suave como la natación para mejorar la musculatura y que no sea el esqueleto el que cargue con todo el esfuerzo. Así pues tener más músculo es otra forma de ahorrar espalda.
    3. Menos peso.- No es lo mismo que la espalda esté cargando todo el tiempo con 100 o más kilos que con 70 o menos. El aplastamiento que sufrirán las vértebras y los discos que las separan a modo de amortiguadores será menor con menos peso así como su desgaste y deformación
    4. Mejora el equilibrio.- Los que hayan hecho alguna vez yoga o pilates saben de lo que hablo. Alguien que tenga unos buenos abdominales no le costará ningún trabajo mantenerse en pie con la sola pierna por ejemplo. Por el contrario los que tengan el vientre más fofo también tendrán más dificultades para mantener el equilibrio.

Las claves de la abdominoplastia para los dolores de espalda y la incontinencia

Cuando hablamos de abdominoplastia la mayoría de la gente solo piensa en la retirada de grasa y en el tensado de la piel del abdomen. Hay que aclarar que la retirada del exceso de grasa se suele realiza mediante una liposucción, por lo que en realidad estamos hablando de dos procedimientos que se realizan conjuntamente.
Pero en lo que no suele pensar la gente es en que al hacer una abdominoplastia:

  • se tensan los músculos rectos abdominales como parte del procedimiento. Este tensado se consigue mediante la “plicatura” de los músculos rectos. Los dos músculos que bajan de forma vertical por el abdomen y que con los partos y las variaciones de volumen se han distendido son cosidos el uno al otro, tensándose.
  • Al recobrar funcionalidad los músculos la espalda trabaja menos y esta es la clave en la que se apoyaría el estudio de los cirujanos australianos.
  • No solamente la pared abdominal se refuerza, el estiramiento de la piel del abdomen también hace que se refuerce la pared pélvica lo que sería la clave para la mejora de la incontinencia urinaria.
  • Otro beneficio de la abdominoplastia que en este estudio no estaba contemplado pero que muchas mujeres informan es una considerable reducción del estrés.

Todo ello nos lleva a ver la abdominoplastia como un procedimiento con fines funcionales a parte de los evidentes fines estéticos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 comentarios