La cirugía de mamas XXL

Cirugía, Estética, Mama

La cirugía de mamas XXL se practica tanto pata reducir como para aumentar el pecho, según las necesidades de la paciente.
Con la reducción de senos se puede eliminar el exceso de pecho natural o unos implantes demasiado grandes. El aumento de mamas se realiza para satisfacer el gusto de la mujer que desea agrandar su pecho. Algunas, incluso llegan a la talla XXL.

Cirugía de mamas XXL

¿Qué entendemos por pechos XXL?

Denominamos pechos XXL a aquellos que son extragrandes. Corresponden a tallas de sujetador a partir de la 120. Aunque existe un tamaño superior todavía, el XXXL. Christina Hendricks, la pelirroja protagonista de Mad Men, luce con orgullo un busto XXL y asegura que es real.

Hay chicas que desarrollan un pecho muy grande y esto, a veces, les produce problemas de dolor de espalda. Por eso, tienen que recurrir a la cirugía de reducción de mamas por prescripción médica. A estas chicas también les resulta más complicada la lactancia.

En el lado opuesto están las mujeres que tienen complejo por verse como “una tabla de planchar” y no tienen la talla que desean. Es cuando piensan en la mamoplastia de aumento. Para obtener un pecho voluptuoso hay que poner implantes muy grandes, a partir de 350 cc. Esta es la estética explosiva de Sofía Loren, Marilyn Monroe o Catherine Zeta-Jones, con unas curvas muy pronunciadas.

Tener un pecho XXL además de algún que otro problema físico, también puede suponer un inconveniente a la hora de encontrar ropa. No cabe duda de que quien se pone implantes supersize es porque le gusta que su escote llame la atención. Lo importante es que la ¡persona se encuentre bien con su imagen y la cirugía plástica puede ayudarle a conseguirlo.

¿Los pechos XXL están de moda?

El tamaño del pecho varía en función de la época. Atrás quedan los años en que se llevaban las mujeres “super pechugonas”. Actualmente se estila más un tipo de mujer delgada con un pecho proporcionado.

  • En los años 20 las mujeres lucían un busto muy discreto. En los tiempos del charlestón no se potenciaban las curvas de la mujer. Al contrario, el corte de los vestidos no lo favorecía.
  • En la década de los 30, los iconos eran Barbara Stanwyck o Marlene Dietrich, que no eran precisamente escandalosas ni en formas ni en vestimenta.
  • Por los años 40 el volumen del torso se incrementó. Las curvas de Verónica Lake y Rita Hayworth dejaban boquiabiertos a todo el mundo.
  • En la década de los 50 sí se estilaba la mujer con pecho y caderas grandes. El primer número de Playboy se publicó en 1953 con el desnudo de Marilyn Monroe. Las medidas de Marilyn eran de infarto ¡¡¡90-60-90!!!
  • Allá en los 60 las chicas quemaron los sujetadores para liberar sus pechos. Cambiaron de costumbres: tenían menos hijos, llevaban una vida más activa y mejoraron su dieta. Todo esto hizo que bajaran de peso y tuvieran unos senos más pequeños.
  • En los años 70 coexistían dos tipos de mujer: las despampanantes, como Úrsula Andrews y las finas y delgadas, como Audrey Hepburn. Todo valía.
  • Durante los 80 volvieron las formas. Olivia Newton John, Kim Basinger o Madonna impusieron su estética. Las operaciones de aumento de pecho se dispararon y dejaron de ser una excentricidad. Se lanzó el Wonderbra, un sujetador que levantaba los pechos y los juntaba para simular que se tenía más talla.
  • Ya en los 90 volvieron los pechos pequeños y atléticos. Las modelos lucían un cuerpo esbelto en pasarela. Con el nuevo milenio la moda regresó a los escotes generosos. El look del momento mezclaba pocos kilos con senos grandes. Sin embargo, en la década actual, gustan más las chicas delgadas con pechos adaptados a su anatomía. La tendencia es encontrar una mayor armonía en el cuerpo de la mujer.

La cirugía de mamas XXL

Muchas chicas optan por un pecho XXL sin pensar si les va bien con las proporciones de su cuerpo. A la hora de realizar un aumento mamario es importante tener en cuenta la anatomía de cada mujer. Por eso, el cirujano plástico antes de proceder hace un estudio de la constitución de la paciente y sus medidas. Además el Doctor Federico Mayo cuenta con un simulador 3D que podrá dar una idea bastante realista del resultado tras la operación.

La gran pantalla está llena de escenas memorables con actrices voluminosas. ¿Quién no se acuerda de la sensual Anita Ekberg en la Fontana de Trevi? ¿Quién no conoce a la vigilante de la playa del bañador rojo? ¿No es archiconocida la imagen de Marilyn contorneándose en Con faldas y a lo loco? Todas ellas poseían un pecho XXL.

Pamela Anderson se sometió varias veces a cirugías de aumento hasta encontrar el tamaño de busto que deseaba. Sin embargo, en una última intervención se puso implantes demasiado grandes y después decidió retirarlos. Quiso ser una chica XXL, pero se dio cuenta de que no le quedaba bien. Ahora se siente mejor con el tamaño que tiene.

De cualquier manera, está en cada mujer la decisión de hacer lo que desee con su cuerpo. Antes de someterse a una operación de aumento o reducción de pecho, es necesario consultar con un especialista. El cirujano plástico le aconsejará convenientemente porque siempre buscará la armonía en el cuerpo de la paciente.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 comentarios