Mastopexia Periareolar

Cirugía, Estética, Mama

La mastopexia periareolar es una operación en la que se elevan de forma ligera los senos. Se elimina una pequeña cantidad de piel alrededor de la areola con el objeto de resituar el complejo del pezón-areola en su posición original. Hay que tener en cuenta que, si lo que se busca es levantar unos senos muy caídos, esta cirugía no es la más adecuada. Cuando los pechos se han descolgado mucho, es decir, que se encuentran muy por debajo del surco mamario, será mejor optar por una mastopexia.

Mastopexia Periareolar

¿Por qué se descuelgan los pechos?

El busto va perdiendo firmeza por diversas causas: el paso del tiempo, los cambios de peso, los embarazos, la lactancia o, simplemente, el exceso de volumen de los senos. Es inevitable que estos desciendan ya que no se sujetan más que con su propia piel, no se asientan en ningún músculo y sus fibras van perdiendo elasticidad. Es lo que se denomina ptosis mamaria.

Esto no es ningún problema médico, solo es una cuestión estética. Los pechos descolgados afean la figura y no es fácil de disimular, incluso con ropa. Por eso, muchas mujeres recurren a la Cirugía Plástica para solucionarlo y rejuvenecer su silueta.

¿Cómo mantener firmes los senos?

Para mantener los pechos turgentes es importante seguir unos cuantos hábitos que ayudan a la tonificación de la piel. Por ejemplo, practicar deportes que ayuden a fortalecer los pectorales, usar un sujetador cómodo (preferentemente sin aros), no fumar, alimentarse bien, no darse baños excesivamente calientes o no exponer esa parte del cuerpo demasiado al sol.

Sin embargo, hay factores que no están a nuestro alcance y la naturaleza manda, no podemos luchar contra la ley de la gravedad aunque sigamos los consejos anteriormente mencionados. Entonces, habrá que consultar optar por la técnica que eleva las mamas: la mastopexia.

¿En qué se diferencia la mastopexia de la mastopexia periareolar?

  • La mastopexia es la operación que se encarga de elevar los senos. En ella, se elimina la piel sobrante del pecho y se reubican el pezón y la areola. Puede combinarse con  otros procedimientos como la reducción o el aumento mamario, aprovechando el paso de la paciente por el quirófano. En caso de que se coloque un implante, se hará detrás del músculo.
  • En la mastopexia periareolar lo único que se alza es la areola porque se extirpa solo un círculo de piel alrededor de ella que, en realidad, no cuelga. A la hora de cerrar esa incisión es cuando la mama se levanta.

¿Cuál es el procedimiento de la mastopexia periareolar?

En la mastopexia periareolar se practica una incisión alrededor de la areola con el objeto de elevar el pezón. Muchas pacientes aprovechan para que les coloquen implantes a la vez y rellenar los senos caídos o vacíos, aumentar su tamaño y dar una forma más bonita a todo del busto.  Cuando los pezones son demasiado grandes, se reducirán de tamaño para dejar las mamas lo más estéticas posible.

Lo ideal es ubicar la prótesis lo más baja posible, incluso por debajo del surco para que complete la piel que cuelga en la parte inferior del pecho, haciendo que la areola quede más alta. Esto contribuirá a que parezca que el conjunto ha ascendido mucho más.

¿Qué cicatrices deja la mastopexia periareolar?

Esta técnica quirúrgica para elevar las mamas es la que menos cicatrices deja. La ventaja de hacer el abordaje por la areola es que se disimularán muy bien las señales por quedar en esa zona rugosa.

Las cicatrices que  se encuentran por debajo del pliegue mamario serán más visibles. Cuando la piel es muy flácida, con estrías, es porque ha perdido su capacidad elástica y las marcas serán mayores.

¿Cómo es el postoperatorio de la mastopexia periareolar?

Esta operación, que puede practicarse con anestesia general o sedación, no tiene un postoperatorio  largo. Normalmente, al cabo de una semana la paciente puede volver a su vida normal, eso sí, sin hacer grandes esfuerzos.  A los 15 días se le retirarán los puntos en caso de que no sean reabsorbibles. Siempre se aconseja llevar un sujetador especial durante unos 60 días.

¿Quién se puede someter a una mastopexia periareolar?

Cualquier mujer que se encuentre en un buen estado de salud, no fume y no esté embarazada o no proyecte estarlo a un año vista, es una buena candidata para una mastopexia periareolar siempre que tenga los pechos descolgados. Quien se decida a entrar en el quirófano debe informarse antes en la consulta de un buen cirujano plástico para que examine su caso y le aconseje lo mejor.

Si no se siente a gusto con sus mamas descolgadas, puede poner remedio a través de la Cirugía Plástica. La mastopexia produce mucha satisfacción a las pacientes a las que se les realiza porque  rejuvenece su torso, la ropa le sentará mejor y aumentará su autoconfianza.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 comentarios