¿ Se pueden eliminar las cicatrices ?

Cirugía, Estética

¿Se pueden eliminar las cicatrices? En realidad no. Las cicatrices son inevitables en una cirugía ya que es necesario efectuar una incisión que después habrá que cerrar. Dependiendo de la habilidad del médico, la piel del paciente, la localización de la herida y el proceso de cicatrización, la señal será más o menos visible. En la mayoría de los casos, se va difuminando a lo largo del tiempo pero cuando la operación no se ha hecho correctamente, estas cicatrices serán muy difíciles de disimular. La Cirugía Plástica puede arreglar algunos de esos desastres originados en intervenciones previas.

Se pueden eliminar las cicatrices

¿Qué son las cicatrices?

Las cicatrices son las marcas que quedan cuando se ven afectadas las capas más profundas de la piel tras una lesión, un corte, una abrasión o una cirugía. Lo que el médico debe intentar es que esas secuelas físicas queden lo más reducidas y discretas posibles.

Las incisiones se cierran con distintos sistemas:

  • Puntos quirúrgicos. Irán cosidos a ambos lados de la herida y quedarán bien atados para evitar que se abran, entren fluidos y se produzcan infecciones. Al cabo del tiempo los quitará el médico.
  • Puntos de sutura absorbibles. Son de origen animal o sintético. No habrá que retirarlos porque el cuerpo los absorbe de forma natural o se caen solos.
  • Grapas quirúrgicas. Reducen la inflamación local, el ancho de la herida y el tiempo de su cierre. Se sacan al cabo de unos días con un extractor especial.

¿Qué influye en la formación de una cicatriz?

No todas las cicatrices son iguales. Mientras que las de unos son apenas imperceptibles, a otros se les ven mucho. Existen numerosos factores que influyen en ello:

  • La experiencia y la habilidad del cirujano. Si el médico tiene buena mano, hará todo lo que pueda para que la cicatriz se vea lo menos posible.
  • La clase de cirugía realizada. No es lo mismo una intervención que exige abrir una gran parte del cuerpo que una artroscopia en la que solo se practican unos pequeños orificios casi imperceptibles a posteriori.
  • La dirección y la forma de la cicatriz. Los cortes limpios y rectos suelen dar mejor resultado estético, mientras que los circulares tienden a abombarse en la parte central.
  • El tipo de piel. Algunas personas cicatrizan mejor y más rápidamente que otras.
  • La localización de la cicatriz. No todas las zonas del cuerpo responden por igual. En aquellas con mayor tensión siempre se notarán más las marcas. En las palmas de las manos o de los pies casi no se percibirán porque hay muchas arrugas. Las de la espalda y las piernas tienden a ensanchar con el tiempo.
  • La edad. Cuanto mayor sea la persona, más le costará cicatrizar.
  • La raza. No se verá igual una marca en una piel blanca que en una negra.

¿Cómo cuidar las cicatrices?

Aparte del trabajo del cirujano y los cuidados del postoperatorio, habrá que tener en cuenta ciertas recomendaciones para mantener lo mejor posible las cicatrices:

  • Evitar el sol. Sobre todo, los seis meses posteriores a la intervención, los rayos solares no deben dar de forma directa a la cicatriz para que no se intensifique su color.
  • Aplicar cremas. Ciertos preparados pueden ayudar a disimular las marcas de la operación. La rosa mosqueta que es bastante eficaz en este sentido.
  • Dar masajes. Si la cicatriz se encuentra un poco hundida o está retorcida es bueno ejercer algún tipo de fricción sobre ella para que revierta a una posición más natural.

¿Se pueden eliminar las cicatrices?

Como hemos dicho anteriormente, las cicatrices no se pueden eliminar del todo, pero sí mejorarlas. Cuando una cirugía ha sido mal realizada y han quedado marcas poco estéticas dejarán insatisfecho al paciente y, más, si se encuentran en un lugar muy expuesto. No es lo mismo tener una señal escondida que en la cara, ya que todo el mundo la verá.

La Cirugía Plástica ofrece algunas alternativas para corregir las cicatrices antiestéticas, pero hay que esperar un año después de la intervención para ver su aspecto definitivo:

  • Cuando están bien orientadas en la piel y son finas y rectas se podrá eliminar todo el tejido que ocupa y coser de nuevo los bordes.
  • Cuando la cicatriz está tensionada, es posible separarla de otros tejidos para suturarla sin tensión.
  • Cuando no se da ninguno de los dos casos anteriores, se optará por la dermoabrasión, que ayudará a disimular la marca de la cicatriz.

Es normal que cuando alguien va a entrar en el quirófano se preocupe de la cicatriz que le quedará. Si se ha sometido a una operación y no está satisfecho con el aspecto de su herida, acuda a la consulta de un cirujano plástico para ver si es posible mejorarla.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 comentarios