Aumento de mamas con prótesis y grasa propia

Cirugía, Estética, Mama

El aumento de mamas con prótesis y grasa propia es lo que se denomina técnica mixta. Esta intervención es ideal para mujeres que tienen un exceso de grasa en alguna parte de su cuerpo y no desean aumentar el pecho demasiado.
Lo mejor de este procedimiento es que se consigue un resultado muy natural. Se suelen usar implantes de menor tamaño y además conlleva una liposucción de alguna zona donde sobra grasa. Primero se inserta la prótesis y después se transfiere la grasa alrededor del implante dando forma a la mama. Esta técnica mixta es también utilizada para el aumento los glúteos.

Aumento de mamas con prótesis y grasa

A quién va dirigida el aumento de mamas con prótesis y grasa propia

No a todo el mundo le va bien esta técnica combinada de aumento mamario. Depende de las características físicas de la paciente, el cirujano plástico sabrá si esta intervención es la adecuada. Suele recomendarse a:

  • Mujeres muy delgadas o a las que han bajado drásticamente de peso. Al ser delgadas no conviene colocar un implante demasiado grande porque quedará muy desproporcionado con su cuerpo. Lo mejor es que este sea pequeño y rellenar con grasa propia para dar más naturalidad al seno.
  • Mujeres que han perdido mucho volumen en sus mamas por una larga lactancia. Esto se traduce en que queda mucho espacio entre sus pechos. Además de no ser nada estético, un implante solo no podrá corregir este problema.
  • Mujeres con mamas tuberosas. El injerto de grasa sirve para dar volumen a la mitad inferior de los pechos que, en estos casos, suele estar muy reducido.
  • Mujeres con arrugas en el pecho y el escote. La grasa ayuda a rellenar las mamas.
  • Mujeres a las que se les notan los implantes. Si una prótesis se palpa con facilidad puede que no esté bien puesta o que sea demasiado grande. Si se coloca una más pequeña y se inyecta grasa, quedará mucho mejor.
  • Mujeres que han sufrido una mastectomía, total o parcial. Después de esta intervención puede quedar algún defecto como la asimetría. Para corregirla, la transferencia de grasa junto a una prótesis pequeña da muy buen resultado.

Procedimiento de la cirugía de aumento de mamas mixto

La cirugía de aumento de mamas combinando prótesis y grasa propia se puede hacer en una sola intervención o en dos. Esto se lo aconsejará el cirujano plástico que lleve a cabo la operación.

  • Intervención en un tiempo: Si se hace en un solo tiempo quirúrgico primero se coloca el implante  bajo la glándula submamaria, el musculo o la fascia y después se inyecta la grasa. Esa grasa se obtiene de las zonas del cuerpo donde la paciente tenga exceso. Mayoritariamente suelen proceder del abdomen, los muslos o los glúteos.
    El mejor método utilizado para extraer la grasa es la liposucción tradicional. De esta forma, la mayor parte de las células grasas o adipocitos pueden sobrevivir. Hay que evitar otras técnicas como el láser o el ultrasonido porque reducen mucho la supervivencia de esas células. La grasa más que un gran aumento de la mama, aporta voluptuosidad y corrige las posibles imperfecciones.
  • Intervención en dos tiempos: Cuando se hace la operación en dos tiempos quirúrgicos, primero se coloca la prótesis mamaria y, pasados unos meses, se hace la transferencia de grasa autóloga. El método será el mismo que en el caso anterior, es decir, la liposucción de zonas con exceso de grasa de la paciente.

Ventajas del aumento de mamas mixto

Vamos a describir las ventajas de la técnica de aumento mamario en las que se combina implante y grasa autóloga:

  • La forma que se da a la mama queda más natural con esta técnica combinada que cuando se hace solo mediante un implante. La grasa se puede repartir donde el seno lo necesite.
  • El tacto del pecho es más agradable cuando hay combinación de grasa y prótesis mamaria.
  • Se nota menos el implante ya que va rodeado de grasa, Si no hay tejido mamario suficiente para cubrir todo el implante, puede notarse al tacto por el lateral o por debajo. En la zona superior y el escote, el músculo pectoral se suele disimular el implante si es submuscular. Para evitar la palpación del implante lo adecuado es colocar implantes pequeños en pacientes delgadas o con poco tejido mamario y combinarlo con un lipofilling de grasa autóloga.
  • Las prótesis pequeñas reducen el posible dolor postoperatorio. El dolor varía en función del volumen del implante, la posición y la elasticidad de la piel.

Desventajas del aumento de mamas mixto

El problema de de esta técnica es que pasado un tiempo la mayoría de la grasa autóloga transferida es reabsorbida por el propio organismo y los resultados que en un principio son muchas veces espectaculares se ven reducidos.

Un buen cirujano deberá de tener este factor determinante en cuenta y contar para futuro solamente con el aumento que proporciona el implante, no la grasa propia.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 comentarios