El feminismo y la cirugía plástica

Cirugía, Estética
El Feminismo y la Cirugía Plástica

El Feminismo y la Cirugía Plástica se han presentado muchas veces como hechos antagonistas. Pero ¿Qué piensan las feministas sobre la cirugía plástica?
El feminismo es un movimiento o mejor dicho un conjunto de movimientos sociales y políticos que luchan por el reconocimiento de la mujer y sus capacidades en igualdad de condiciones que los hombres.
No vamos a profundizar en un tema tan extenso como es este y que lleva tantos años de lucha por la libertad y la equiparación de derechos entre hombres y mujeres, solo queremos saber lo que piensan las mujeres y hombres feministas sobre la cirugía plástica.

“La cosificación de la mujer”

Hace ya algún tiempo que la expresión “cosificación de la mujer” se ha ido introduciendo en el ideario colectivo. Esta cosificación consiste en la reducción de la mujer a un mero objeto de deseo por parte de los hombres, un objeto de deseo sexual donde lo único que importa es su apariencia física y se desprecian por completo las capacidades intelectuales.
El feminismo apunta directamente a una serie elementos distorsionadores de la identidad femenina como causantes de la cosificación:

  • La pornografía y la prostitución.- Empezamos por el hecho extremo de la cosificación de la mujer, la mujer es el objeto en sí mismo, con el que se trafica para provecho del hombre.
  • La publicidad.- Que utiliza el cuerpo de la mujer como mero objeto para inducir a la venta y como daño colateral hace que muchas mujeres se vean frustradas con su cuerpo y sientan la necesidad de mejorarlo estéticamente.
  • La cirugía estética y plástica.- Es uno de los instrumentos, quizás el más radical, según algunas femnistas para la cosificación de la mujer.

El feminismo y la transexualidad

Si hay un hecho que pueden tener difícil de explicar las feministas es su relación con la transexualidad. Por una parte defienden a toda costa “mi cuerpo es mío” que implica que cada persona puede decidir sobre su cuerpo sin que nada ni nadie se entrometa y por otra parte son bastante reacias a aceptar los cambios físicos y menos si implican una intervención quirúrgica.
Pero si defienden el “mi cuerpo es mío”, alguno de los elementos que argumentan sobre la cosificación de la mujer se vuelven en contra:

  • La publicidad.- No tenemos noticias de publicidad, o al menos no de forma masiva, que ponga al hecho transexual como objeto para vender nada.
  • La cirugía estética y plástica.- Será la herramienta fundamental para conseguir los objetivos sobre el aspecto físico de las personas transexuales.

Si las feministas defendieran los derechos de las personas transexuales a aumentar sus pechos mediante una cirugía plástica entrarían en contradicción con la oposición de aumentar los pechos de una mujer homosexual o heterosexual. Los motivos vienen a ser los mismos que no son otros que intentar mejorar su cuerpo y sentirse a gusto con él.

“Soy feminista y tengo los pechos operados”

El título de este epígrafe es la traducción de un artículo que publicó en 2015 la revista Cosmopolitan en el que una mujer feminista ocultaba su operación de aumento mamario por miedo a ser rechazada por otras mujeres feministas y que no la entendieran. Esta profesora de universidad al mismo tiempo de que estaba convencida de haber hecho lo correcto aumentando sus senos se sentía profundamente identificada con el movimiento feminista y no encontraba contradicción alguna, para ella ser feminista significaba “igualdad y elección”. Sin embargo el artículo lo firmó bajo pseudónimo.
En este mismo sentido encontramos otro artículo en el que otra mujer plantea que si tiene total derecho a decidir sobre su cuerpo, incluido el aborto, por qué no lo va a tener a decidir sobre sus pechos.

Guía de belleza feminista

Ponte guapa o no. Haz lo que quieras, pero que no te evalúen por tu aspecto. Es lo que dicen las feministas y que hemos hecho un pequeño extracto sacado de la web TribunaFeminista. Y esto sirve para todos los aspectos estéticos:

  • Sigue la moda o no las sigas.
  • Maquíllate o no te maquilles.
  • Ponte a dieta o no.
  • Depílate si quieres pero que nada sea impuesto por las convenciones estéticas del momento.

Feminismo y autocensura

¿Hasta qué punto pueden las mujeres que se llaman feministas poner límite al físico?

  • El arte.- Podríamos empezar por el arte, que es un tema muy debatido. ¿Hay que ocultar el cuerpo de la mujer en el arte por razones religiosas? Seguramente la respuesta feminista sería NO, pero si la razón es la “la cosificación” entones la respuesta sería probablemente SI o no.
    Y ¿Qué hacemos con las obras de arte que tienen desnudos de mujer? Tendríamos que destruir cuadros de Botticelli, Goya o Gustave Courbet y una gran cantidad de esculturas griegas.
    Pero ¿Nos limitamos a los desnudos femeninos o también destruimos los masculinos?
    Podemos hacer un tribunal de sabias y sabios que decida sobre el tema.
  • Los motivos admitidos.- Según creemos entender en las declaraciones y manifiestos feministas los motivos que pueden llevar a una mujer a recurrir a la cirugía plástica, digamos entendible, son los motivos mayores, esto es cuando por ejemplo haya habido una mastectomía o cuando existen unos problemas de espalda provocados por unos pechos demasiado grandes. Bien, nos parece loable que entiendan estos motivos, pero siendo las cirugías de reconstrucción mamaria una de las más numerosas, puede haber otras cirugías mamarias que supongan un factor psicológico de primer orden para su aceptación.

El feminismo y la cirugía plástica no tienen por qué ser antagonistas como vemos. Es un tema personal y cada persona decide lo que hacer con su cuerpo. Como dicen las feministas “Mi cuerpo es mío”.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 comentarios