Implantes de pecho sin dolor

Cirugía, Estética, Mama

Existe un método revolucionario que ayuda a que el postoperatorio de la mamoplastia de aumento, de reducción o la reconstrucción de senos sea más liviano. Se trata de una innovadora técnica denominada Hilobreast, que consiste en colocar un sujetador de frío una vez terminada la operación.

Implantes de pecho sin dolor

Por qué poner implantes de pecho

La mamoplastia de aumento es la operación más popular de Cirugía Plástica y Estética. De hecho, es la primera elegida por las pacientes en España y en otros países del mundo. Es cada vez más frecuente que, cuando una mujer siente que el tamaño de sus pechos no es suficiente, decida ponerse prótesis.

Pero también se dan otras circunstancias por las que se necesita recurrir a la colocación de implantes de seno. Por ejemplo, cuando la mujer ha sufrido cáncer de mama se hace la reconstrucción del pecho (ya sea inmediata o posterior) o, cuando por un accidente los senos se han visto deteriorados y se precisan retocar.

Características de los implantes de seno

Las prótesis mamarias han ido mejorando a lo largo del tiempo y ha ido cambiando su textura, su forma y las características generales para hacerlas cada vez más seguras. Además, a cada implante se le coloca un chip de seguimiento donde se detalla el número de serie, la marca, su fecha de fabricación, el tamaño, quién lo ha ubicado, etc. por si surgiera cualquier problema en la partida para así identificarlo y reemplazarlo si fuera necesario.

Los implantes son unos bolsillos de silicona que tienen distintos tamaños. El volumen adecuado lo elige el médico, sobre todo, cuando se trata de colocar solo un pecho tras una mastectomía unilateral con el fin de igualar ambos senos. Si se trata de una operación de aumento de mamas se pondrá de acuerdo el cirujano con la paciente y harán lo que mejor se adapte a la complexión de la mujer.

Existen implantes redondos y anatómicos. Los anatómicos resultan más naturales pues los redondos no se adaptan a los movimientos del cuerpo. Uno de los problemas que se daban era que las prótesis se rotaban. Para evitar esto, se han desarrollado los implantes Motiva True Fixation que dispone de unos anclajes que evitan esa rotación.

Qué tener en cuenta a la hora de colocar prótesis mamarias

La colocación de prótesis la debe hacer un médico que tenga la titulación específica y disponga de una clínica certificada con el personal adecuado. Hay que desconfiar de las gangas y ofertas porque al final, lo barato sale caro y, a fin de cuentas, se trata de nuestro cuerpo. Se han dado casos de personas que se han dejado engañar por falsos “médicos” y han tenido serios problemas después.

Implantes de pecho sin dolor. El sujetador Hilobreast

Para reducir el dolor y la hinchazón después de la operación de senos existe una innovadora técnica que consiste en aplicar una terapia de frío. Se trata de un sujetador especial denominado Hilobreast que el cirujano instala inmediatamente al finalizar la intervención y la paciente debe llevar tres días. La temperatura a la que se encuentra la zona es de unos 15 a 20º Celsius para que haya la mayor confortabilidad y la recuperación sea lo más rápida posible.

Se ha probado en un buen numero de pacientes y el éxito ha sido total. El 100 % de las mujeres que han tenido el tratamiento del Hilobreast han reconocido sus beneficios, manifestando que no han sentido dolor ni malestar en los días del postoperatorio.

La terapia de frío Hilobreast

El sujetador Hilobreast tiene en ambas copas unos bolsillos donde se alojan los dispositivos refrigerantes que contienen agua destilada. En su parte inferior, se conectan a una máquina que mantiene esa baja temperatura necesaria.

Estos dispositivos son de fácil colocación, por lo que igual que se ponen se pueden quitar cuando la paciente no desee llevarlos. El sostén es como otro cualquiera, por lo que no impide realizar las revisiones. El funcionamiento es tan sencillo que la misma paciente podrá conectarlo y desconectarlo sin ningún problema.

La terapia de frío en otras operaciones de Cirugía Plástica

La terapia de frío o hidroterapia se puede aplicar también después de otras intervenciones además de las de pecho, como la rinoplastia, el lifting o la blefaroplastia. A fin de cuentas, se trata de aliviar el dolor y por qué hay que sufrir cuando es necesario. Esto ayuda a no consumir tantos analgésicos.

Si está pensando en hacerse una operación de senos, ya sea porque desea aumentar el tamaño de su busto o porque necesita reconstruir su pecho y tiene miedo del dolor del postoperatorio, no dude en consultar con un cirujano plástico para que le explique todas las posibilidades. La técnica del Hilobreast es una buena opción que le ayudara a pasar mejor los primeros días tras la intervención.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 comentarios