Un cuello bonito

Cirugía, Estética

Un cuello bonito es aquél que se encuentra firme y terso. Con prestarle unos ciertos cuidados podrá lucir joven y seductor, pero la edad siempre juega una mala pasada y el cuello comienza a estar flácido, con papada o lleno de arrugas, delatando el envejecimiento. La Cirugía Plástica y Estética ofrecen solución a cualquiera de estos problemas.

Un cuello bonito

¿Por qué se deteriora el cuello?

Con el paso del tiempo se produce una relajación de la piel y de los músculos provocando una pérdida de tensión del tejido que sostiene la piel. Las dermis de la cara y del cuello no son iguales y, por ello, no envejecen de la misma manera. En el caso del cuello se originan distintos problemas estéticos:

  • Pliegues cutáneos más o menos profundos, que no son ni más ni menos que las arrugas.
  • Papada. Bulto carnoso que sobresale por debajo de la barbilla y hace desaparecer la línea mandibular desdibujando de paso todo el contorno del óvalo facial. Surge por distintas causas: exceso de grasa, pérdida brusca de peso, envejecimiento, cuestiones genéticas o alteraciones hormonales.
  • Bandas horizontales (anillos de Venus). Suelen aparecer en la treintena tanto en hombres como en mujeres y empeoran cuando se flexiona el cuello. De ahí que se hable de “cuello Smartphone” por la cantidad de tiempo que se pasa con la cabeza agachada mirando el móvil.
  • Cuerdas verticales (bandas platismales). Se acentúan con el envejecimiento por la pérdida de elasticidad del músculo platisma y dan ese aspecto de “cuello de gallo”.

¿Cómo cuidar el cuello?

La piel del cuello es tan delicada como la del rostro, por eso no hay que olvidar cuidarla aplicándole las cremas adecuadas. La limpieza, la hidratación y la protección solar son fundamentales para mantenerlo bien.

Además, hay que intentar adoptar posturas que eviten la aparición de las arrugas verticales y las bandas horizontales. También es bueno realizar ejercicios para fortalecer la musculatura facial, en concreto, el platisma, que es el que da lugar a las cuerdas verticales en el cuello propias de las personas mayores.

¿Qué técnicas ofrece la Cirugía Plástica y Estética para tener un cuello bonito?

Hay numerosas técnicas para lograr un cuello firme y bien definido dependiendo del problema a tratar. Para saber cuál es la más adecuada habrá que acudir a una clínica de Cirugía Plástica y Estética y dejarse aconsejar por los expertos.

Cuello con arrugas

Para eliminar las arrugas del cuello existen opciones con cirugía o sin ella:

  • Lifting de cuello o cervicoplastia. La operción consiste en hacer una incisión en la nuca justo antes de la línea de nacimiento del cabello y otra detrás de cada oreja de unos 5 mm. Después, se tensa la piel para eliminar las arrugas y se suprime el excedente. Cuando sea necesario, se puede combinar con un lifting facial y así mejorar las dos cosas a la vez en una sola intervención.
  • Mesoterapia. Son microinyecciones de sustancias reafirmantes.
  • Ultrasonido y radiofrecuencia. Procedimientos que estimulan la fabricación de colágeno mediante el aporte de calor a las capas profundas permitiendo estirar la piel.
  • Hilos tensores de ácido poliláctico. Además de remodelar el área en la que se aplican, provocan la producción de colágeno y elastina. Los efectos de estos hilos reabsorbibles se mantienen alrededor de un año.

Cuello con papada

Pare eliminar ese doble mentón o papada encontramos soluciones variadas, también con o sin cirugía:

  • Inyecciones de ácido deoxicólico. Descomponen las células del tejido graso mejorando la apariencia y el perfil de la papada.
  • Mesoterapia. Inyecciones de sustancias drenantes, lipolíticas y reafirmantes que potencian la elasticidad de la piel de la zona. Se aplican cuando la papada y la flacidez del cuello son moderadas.
  • Liposucción. Implica pasar por el quirófano para eliminar la grasa sobrante.
  • La mentoplastia. Solo habrá que recurrir a esta intervención cuando la papada y la flacidez sean exageradas porque se ha desdibujado por completo la línea mandibular. Con la mentoplastia se consigue proyectar el mentón y hace reaparecer el cuello.

Cuello con bandas horizontales (anillos de Venus)

Estas bandas horizontales que afean tanto el cuello se pueden corregir mediante:

  • Mesoterapia.
  • Microneedling.
  • Inyecciones de plasma.
  • Radiofrecuencia.
  • Bioestimulación con terapia fotodinámica.

Cuello con cuerdas verticales (bandas platismales)

Con estos pliegues verticales que van desde la barbilla hasta la clavícula no será necesario un lifting total de cuello solo habrá que realizar una cirugía del músculo platisma. Se practica una pequeña incisión debajo del mentón y se estiran los músculos en la parte superior del cuello. Con esto no solo se trata la papada sino que redefine toda la línea mandibular devolviendo juventud al cuello.

Si se siente a gusto con el aspecto de su cuello, no dude en consultar con un cirujano plástico. Verá cómo encuentra la mejor solución a su problema y le devuelve un aspecto juvenil a su cuello y, de paso, a su rostro.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 comentarios